MENU
PANAMÁ-LA HABANA
  • Puedes seguirnos en

Jorge Otero la imagen de Scope Miami Beach 2015.

miami scope

Ha sucedido en Scope algo inesperado. Y es que, entre 120 galerías, representando artistas de los más disímiles lugares (que incluyen obras de los sensacionalistas Jeff Koons, Banksy o el propio Hirst), fue precisamente una pieza del joven cubano Jorge Otero la que presidió la visualidad de la feria. “Sin título” de la Serie War Hero (2015) es una obra de gran despliegue técnico, aunque sencilla en apariencia. Representa un agón, entre un sujeto y su contexto, éste último bajo la forma de un toro. Una situación tan universal que se desliza por el filo de la obviedad, pero, a la vez, se aleja de ella conforme emergen los signos que la componen. Para empezar, solamente la piel del hombre ha sido tejida en un rizoma de capas que lo hacen asimétrico, imperfecto. Su imagen se desdibuja del mismo modo en que construimos nuestra personalidad frente al mundo: nunca de forma unívoca. El tejido sigue los patrones de la fibra del yarey.

 Es la tradición que todo individuo sostiene sobre sus espaldas, y de la que no puede desprenderse, incluso estando desnudo; incluso negando la etimología de su título. El toro supone un conflicto, una fuerza contraria; una lucha identitaria, política, ideológica, personal, psicológica, todas ellas condensadas en un mismo significante. Ambos se entrelazan en un combate clásico, exquisito. Como yo lo veo, la predilección por la obra de Otero se debió desde luego a su innegable calidad; pero también a la tradición de siglos que la sostiene, a ese olor a tierra mojada que desprenden los pliegos tejidos de papel calado.