MENU
PANAMÁ-LA HABANA
  • Puedes seguirnos en

Lisandra Ramírez | Buen Viaje

Lisandra Ramírez | Buen Viaje

Lisandra Ramírez estará exhibiendo en las salas de NG Art Gallery su muestra personal BUEN VIAJE. La exposición, inaugurada el 30 de mayo, se extendrá hasta el 30 de junio del 2017.

El instante que nos une

Lisandra Ramírez explora la materia como metáfora. Semejante interés le ha llevado a desandar por el terreno del collage tridimensional. Un delicado concilio de intereses formales, ideológicos y culturales existe entre los objetos construidos y los reutilizados por ella. Fragmentos yuxtapuestos del mundo real se conectan a través de un esquema de ficción donde pasado, presente y futuro extienden sus límites para trabajar con la memoria.

En la medida en que la obra se dirige hacia un camino de sensaciones perceptivas e imágenes de glamour intimista, Lisandra apela a la complicidad en que convive el objeto antiguo, coleccionable y de procedencia anónima con la frialdad del objeto seriado, industrial y de hechura high tech. El eclecticismo formal propio de nuestra época, gusta de producir extrañamientos de cuestiones similares, como en crear asociaciones de lo inverosímil. El empaque sofisticado de la selección de elementos y el modo de construir escenarios, relacionan una obra con la otra dentro de una visualidad mediática. Maneras de hacer que parecen no dejar espacio a sentimientos de nostalgia y que solo abren camino a la ligereza de lo inmediato. Así, bajo la apariencia clean se manifiesta la voluntad por recalcar en las experiencias comunes, en el área de los recuerdos, como cuando construye maletas –sintetizadas en cajuelas de acrílico.

En las tazas de té ha conservado pequeños objetos: tiburones que nadan en un lago de resina, paisajes con aves. Momentos detenidos donde se fusionan costumbres culturales de Occidente y de Oriente. Asimismo, en el fondo de algunas tazas, suma dibujos en acuarelas, manchas abstractas de colores que recuerdan la ciencia mística adivinatoria de la interpretación de los patrones simbólicos de las hojas de té. A través de este ícono antiguo de la historia de la humanidad, el alcance de la obra se extiende desde el entorno doméstico hacia otros tópicos universales como el viaje y la emigración. Se crea -como diría la artista- el instante simbólico que nos une.

Al tomar como punto de partida una escala doméstica para construir sus collages, ajusta la mirada a la dimensión humana. Crea un puente que rescata al individuo de una sobredosis informativa, al tiempo que defiende el «aura» de los nuevos objetos creados (los cuales, aislados de su función familiar y social, realzan su condición museable y su autenticidad). Lisandra se interesa tanto por la realidad fuera de sí, como por las estructuras del arte mismo. El romance entre el ayer y el hoy, la manufactura y la tecnología, lo público y lo privado revelan, a la vez, una inquietud existencial y poética.

                                                                                         Por: Darys J. Vázquez Aguiar

                                                                                        La Habana, Marzo, 2017